¿Sabías que has nacido con la habilidad de aprender a hablar varias lenguas?

¿Te has preguntado por qué no tienes un nivel básico de inglés después de haber pasado tanto tiempo en la escuela estudiando, haciendo esquemas, ejercicios y memorizando toneladas de vocabulario y estructuras gramaticales?

¿Estás frustrado porque crees que “se te dan mal los idiomas”?
Vivimos en un mundo globalizado en el que, por encima de títulos y certificados, habilidades como la colaboración y la flexibilidad de pensamiento son ventajas cruciales para el éxito del individuo.

¿Puedes permitirte el lujo de mantenerte aislado? ¡No temas los cambios y súbete al futuro!

Para estas preguntas tenemos buenas noticias!

Empeñarse en seguir con patrones de aprendizaje tradicionales implica obtener los mediocres resultados que conocemos.

Tú has nacido con la habilidad innata de aprender a hablar lenguas diferentes de la materna. No te preocupes por cometer errores en el proceso. Lo que a los demás les importa realmente es saber QUÉ les estás diciendo, no el CÓMO. El único objetivo de aprender un idioma es poder comunicarse con los demás.